Riviera Maya, un viaje al edén

Riviera Maya

Son alrededor de 150 km. los que conforman esta singular lonja de tierra que atesora algunas de las mejores playas caribeñas, restos de una esplendorosa civilización y una abrumadora naturaleza al alcance de la mano. Y como broche de oro, la más completa infraestructura turística.

Es un nombre curioso, combina el término Rivieramuy típico de los balnearios turísticos del sur de Europa, con la referencia al pasado impregnado de la civilización maya. De hecho, para sus más antiguos habitantes, la zona ya mostraba sus beldades. Tulum, uno de los yacimientos más importantes de este antiguo pueblo, construido a orillas del mar, fue en su época de gloria una gran punto de intercambio y centro donde se cruzaban las rutas comerciales, tanto las terrestres como las marítimas.

En concreto, la Riviera Maya es una franja costera de alrededor de 150 km. que se extiende entre Puerto Morelos (al norte) y Punta Allén (al sur).

Lo interesante de la zona es el mix entre actividades y propuestas que se despliegan para el placer del visitante. Si quiere sólo playa, mar y sol, puede pasarse unos días estupendos. Si, en cambio, quiere actividades, las tiene de todo tipo.

Tulum
Tulum

Buceo y pesca

Ante todo vale aclarar que las actividades náuticas en la Riviera no tiene sólo, como escenario, el mar. Allí se puede bucear, por ejemplo, aunque la propuesta decana es la pesca, que tiene su punto álgido de abril a junio. Desde la costa se obtienen sábalos, palometas, róbalos y macabís. A la hora de embarcarse e ir a pescar, se pueden encontrar atunes de aleta amarilla, peces vela, marlines (azules y negros) y dorados.

BuceoCenote
Buceo en los cenotes

Una de las propuestas más apasionantes es bucear en los cenotes. Estas lagunas naturales, perfectamente circulares, se forman cuando el agua va horadando la piedra caliza hasta generar depósitos, lagunas y hasta ríos subterráneos. Cuando los techos de esas cavernas se desploman se forman los cenotes. Bucear en esos cenotes y cuevas submarinas, interconectados en muchos casos, es una experiencia sorprendente.

Encuentro con el pasado maya

Toda la península de Yucatán fue territorio de expansión y esplendor de la cultura maya. La Riviera tiene numerosos yacimientos y restos. El primero de ellos y sin duda el más importante, como ya se mencionó, es Tulum. La ciudad se denominaba originalmente Zamá (“Amanecer”). El período de esplendor de esta comunidad se alcanzó del 1200 al 1450 de nuestra época. El edificio más importante del complejo, y probablemente el más antiguo de todo México, es el denominado “El Castillo”, levantado junto al mar, en la cima de un acantilado.

kukulkan
El Castillo

A 40km. al noroeste de Tulum se encuentra otro punto interesante, Cobá, cuyo nombre significa “aguas turbias” y hace alusión a los cinco cenotes que rodean el área: Coba, Macanxoc, Sacalpuc, Yaxlaguna y Xcanh. El yacimiento se extiende por 80 km2. y en su momento de auge fue el hogar de 50 mil personas. Si bien fue construido entre 500 y 700 de nuestra Era, la reparación de edificios (síntoma de que estaba al menos parcialmente habitada), continuó hasta el siglo XIV. El tercer yacimiento se encuentra, en realidad, frente a las costas de la Riviera, en la vecina isla de Cozumel. Se trata de San Gervasio, donde se destaca el Conjunto Manitas, residencia de Ah Hulneb, señor Itzá de Cozumel. A esto se suma la Casa pequeña (Chichán Nah), la Casa alta (Ka’Na Nah), la Gran casa (Nohoch Nah) y la Plaza Central. Por lo que se ha descubierto, predominaba en San Gervasio el culto a Ix Chel, la diosa maya de la fertilidad.

Compras y vida nocturna

Sin duda alguna, la comunidad más importante de la Riviera es Playa del Carmen. Y dentro de ella, a su vez, el epicentro comercial se centra en la sugestivamente denominada Quinta Avenida. Se trata de un shopping a cielo abierto que corre paralelo a la playa y “a espaldas” de los principales hoteles de la zona. Allí se suceden platerías, tiendas de souvenirs y artesanías, locales de electrónica, boutiques y salones de belleza. Por la noche, la Quinta Avenida se transforma en epicentro de la movida nocturna, encarnada en restaurantes, bares, pubs, discos y cervecerías.

Cabe señalar, de todos modos, que cada pequeña localidad -así como los propios resorts- tienen su propia propuesta gastronómica y sus discos.

Parques y reservas

La presencia avasalladora de la naturaleza en la Riviera, también se entroniza en diversas propuestas que se combinan incluso con las expediciones arqueológicas. Uno de los ejemplos es el Parque Xcaret, un sitio que ofrece recorridos con ruinas mayas, pero también la flora y fauna de la selva yucateca, y hasta es posible emprender actividades acuáticas como nadar con delfines.

xcaret
Parque Xcaret

Algo parecido propone Xel-Há, un parque natural que gira en torno a una laguna de aguas turquesas y un río de suaves corrientes, todo rodeado por una exuberante jungla. El parque promueve la conservación de varias especies, entre ellas tortugas marinas y delfines. En este mismo sentido, Akumal es otra reserva montada sobre el sitio elegido anualmente por las tortugas marinas para desovar.

xelha
Parque Xel-Há

Finalmente, la Reserva de Biósfera Sian Ka’an (“Donde nace el cielo” en idioma maya) es un espacio protegido de gran biodiversidad. Pero además de la naturaleza, en su territorio se protegen más de una veintena de yacimientos arqueológicos.

SianKaan
Reserva de Biósfera Sian Ka’an

 Fuente: LADEVI EDICIONES – Revista VIAJANDO. 

¿Quieres viajar a la Riviera Maya? cuéntanos aquí 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s